El Clown como crecimiento y liberación personal

El Clown como crecimiento y liberación personal

La creatividad nace de la libertad de atreverte a ser inocente, a ver el mundo con aceptación, entrega, sin condicionamientos, desde el presente, desde lo nuevo, desde lo que eres hoy.

La experiencia de la creatividad es una entrada en lo misterioso, en lo desconocido, en el vacío. La técnica, la experiencia y el conocimiento simplemente son herramientas; la clave está en abandonarse a la energía que estimula el nacimiento de todas las cosas.

Todos somos artistas de una forma absoluta, somos creadores de nuestra propia vida, y nuestra vida y lo que vivimos depende de lo que nos permitimos ser. Despertar nuestro clown es atrevernos a vivir la intensidad, las emociones, la ternura, la pasión, la vulnerabilidad, el fracaso, la aventura. Y eso nos acerca a vivir la vida que realmente deseamos vivir. Y nos invita a tomar acción, a dar ese primer paso.

Después del primer contacto con tu clown, ya no eres el mismo, hay más vitalidad en ti, más entusiasmo, más atrevimiento.

Cuando exploras tus propios límites, cuando te vacías de todas tus etiquetas, es una experiencia de saltar al vacío, de atreverte a entrar dentro de ti, de explorar tus posibilidades. Es darte cuenta de que uno no sabe de los que es capaz hasta que no lo intenta. Es un salto cuántico que te eleva a otro nivel de percepción.

Nos han enseñado a ponernos corazas por miedo a que nos hagan daño, a no atrevernos por miedo a equivocarnos, porque se supone que no nos podemos permitir ser vulnerables y que el fracaso es algo a evitar y a esconder. Pero las corazas no nos permiten sentir y eso nos provoca sufrimiento. Y si no nos equivocamos no aprendemos, no evolucionamos. Aceptar el desafío de lo desconocido es la única forma de crecer.

El Clown nos enseña a vivir la emoción en su máxima intensidad sin engancharnos a ella, sin apegarnos, porque aprendemos a vivirla plenamente en el presente. Y nos enseña a ver el éxito detrás del fracaso, porque el fracaso es una oportunidad de crecer y crear. Transformar los bloqueos en un salto hacia delante es la auténtica función de un maestro.

Se trata de elegir guiarte por la confianza y la inocencia, en lugar de por el escepticismo y tus experiencias pasadas. La inocencia de una existencia plenamente vivida tiene una cualidad de sabiduría y aceptación de las maravillas de la vida siempre cambiantes. Si dejas el conocimiento (tu nombre, tu identidad, todo lo que ha sido dado por otros), tendrás una cualidad totalmente diferente en tu ser: la inocencia.

Se trata de permitirte tomar el riesgo de romper los viejos moldes y limitaciones que han estado impidiendo que seas tu mismo.

Tu Clown te conecta con ese estado, porque tu clown habita tu cuerpo y tu emoción, pero tiene su propio nombre, y no tiene pasado ni experiencia, no es resabido, no tiene expectativas ni juicios.

Conocer tu clown te mejora como persona, porque tu clown es más atrevido, más apasionado, todo lo que hace lo hace a corazón abierto, sin ocultarse ni ocultar nada.

Celebra el gozo de estar vivo. Ábrete a lo fresco y a lo nuevo. En el momento en que empiezas a ver la vida como algo que no es serio, como un juego, toda la carga que soporta tu corazón desaparece. Todo el miedo a la muerte, a la vida, al amor: todo desaparece. Uno empieza a vivir con un peso muy ligero o casi sin peso.

Sonia Campos y Gala Llobet

 

Cuando el corazón es inocente y los muros han desaparecido, quedas unido al infinito. Osho

Aquí encontrarás nuestras actividades Clown

nariz

www.almadeclown.com

Imprimir